Cerrando etapas

Hace cinco años empecé una nueva etapa en mi vida.

Foto fuente: http://machoturbo.tumblr.com/post/79244782867

Era una época rara, demasiados cambios, me compré una casa, me fui a vivir con mi ñaña (hermana) y hasta entonces había dedicado toda mi vida a proyectarla hacia fuera, pero nunca hacia dentro, hacia mi… Entonces se me ocurrió que en la universidad fui muy feliz y que necesitaba re direccionar mi vida, encontrarme a mí misma y sobre todo actualizarme de manera profesional, por eso decidí matricularme en la Universidad Complutense en el Máster de Comunicación Social, y ahí empezó mi gran aventura…

Cinco años después ha llegado a su fin.

Curiosamente, y a pesar de que las etapas y los cambios me gustan más bien poco, porque me gustan tanto que no quiero que se acaben, estoy muy contenta. Contenta porque he sido capaz de llenar mi mente, mi personalidad y mi carrera profesional de momentos y de cosas maravillosas.

Profesionalmente me ha llenado de conocimientos, me he reconciliado con mi profesión, he aprendido mil millones de teorías nuevas de la comunicación para aplicarlas en mi trabajo y he conocido a gente que te deja con la bocota abierta, de lo profesional que es.

Me llevo una maleta llena de amigos, amigos esparcidos por todo el mundo, desde China, pasando por Rusia, Francia, Bulgaria hasta Colombia y Venezuela…

Foto fuente: http://www.flickr.com/photos/irenemiravete/
Tengo la cabeza llena de experiencias positivas, de maneras muy muy diferentes de ver y de entender la vida, que me han enseñado de todo, cuando digo de todo, digo absolutamente de TODO.

Me han enseñado a ser paciente, las cosas tienen su curso y no hay que presionarlas para que sucedan, simplemente pasan… hay que dejarlas caminar…

Me han enseñado a ser luchadora, a luchar por todo, una nota, un proyecto, una idea, un sueño, un país, una ideología… A involucrarme en todo lo que hago.

Me han enseñado a ser valiente, a no quejarme tanto… Cuando ves que compañeros tuyos han invertido todo, todo, todo: dinero, vida, familias, coches y hasta trabajo por venir a este país a estudiar, se te quitan las tonterías de la cabeza de un plumazo.

Cuando ves que tus amigos pasan AÑOS, sí AÑOS, sin ver a sus familias, a sus hermanos, a sus parejas, empiezas a valorar aún más tu familia cuando vienen a verte a Madrid. Comienzas a entender porque para ellos es tan importante estar siempre bien, felices, sonrientes, porque si un día caen, se desploman, porque al fin y al cabo en este país están solos, más solos que la una.

Y especialmente, me han enseñado a escuchar.

Escuchar otras realidades, escuchar a mi familia, a mis amigos, a mi pareja, a mis profesores, escuchar PRESTANDO atención. Escucharme a mí misma cuando lo necesito… Escuchar al mundo, como diría alguna de mis amigas soñadoras que he tenido el placer de conocer en este máster.

A todos los que habéis aportado un granito de arena en convertirme en mejor persona, amiga y profesional… GRACIAS!!! Gracias a algunos de los profes por esa dedicación impresionante, por esas ganas de enseñar, gracias al coordinador del Máster por TODO: esfuerzo, trabajo, escucha, gracias a mis compis por haberme ayudado a ENCONTRARME.

Foto fuente: http://whimsydecor.blogspot.com.es/2011_05_01_archive.html

Ahora toca buscar e iniciar la siguiente aventura


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...