Lo que no engorda...

Llega el verano, la playa, los bikinis, tomar el sol, las terracitas, los días largos, los planes al sol, los heladitos, los tintitos de verano… pero también llegan las preocupaciones por los kilos de más, el invierno encerrados, ese blanco horrible de la piel, pero sobretodo llegan las dietas.

Siempre que llega el verano, solo hago que ver y oír dietas por todos lados, la dieta del melón, la dieta de la sandía, la dieta Dukan, la dieta del zumo, la dieta de todo… parece que hay una histeria colectiva por las dietas y por hacernos pensar que todo engorda.

Una de las 7.000 dietas que hay: la de la piña

Y no digo que no haya que cuidarse, comer sano, hacer deporte, liberarse de las ataduras de comer compulsivamente, no digo eso, solo digo que el verano y el buen tiempo es para disfrutarlo…

Yo creo que lo que no engorda es tomarse un vinito y una tapa con unas amigas, porque estando con ellas te ríes, disfrutas, te liberas del estrés del trabajo, sabes en definitiva que

¡HA LLEGADO EL VERANO!

Lo que no engorda es tomarte unos gin tonics de media tarde, después de una rica comida con los amigos de la playa, de esos que saben a verano…

Gin tonics con la persona que quieres...No engordan

Lo que no engorda es un desayuno rico, de esos que llevan alguna tortita, alguna galletita, y su zumo natural, con vistas al mar y una compañía inmejorable…

Lo que no engorda es salir a cenar en vacaciones, porque como yo digo… cuando se está vacacionando nada engorda, porque estás disfrutando, se está saboreando el verano…

¡TÚ VERANO!

Y lo que no engorda es un paseíto y un heladito con tu otra mitad, eso no engorda…

Igual que no engordan unas vacaciones llenas de paseos de media mañana con tapita de recompensa, o una larga caminata por el norte de nuestro país, sabiendo que vamos a acabar tomando una buena carne…

¡Cenas con amigos, lo mejor que te puede pasar!

Ni tampoco engordan las barbacoas con los amigos, los primos, y las visitas de verano, esas barbacoas eternas de doce a doce porque el tiempo acompaña y la compañía se repite pocas veces…

¡ESO NO ENGORDA!

Lo que SÍ engorda es estar enfadado todo el verano por no poder tomarte un helado, o una caña, o un salmorejo, o un vinito, o un tinto de verano, o unos espetitos…

Lo que sí engorda es el mal humor que se crea en un grupo cuando sales a cenar y hay dos que están a dieta y no se puede pedir vino porque es calórico, o champiñones porque van con salsa…

Fuente ilustración: http://studylive.tumblr.com/

Lo que sí engorda es lo molesto que resulta encontrarte con alguien que solo habla mal de sí mismo y que solo se encuentra pegas…

Lo que sí engorda, y siempre engordará es la envidia, esa envidia de ver como alguien toma un heladito sentado en la arena y el agua rozando sus pies, y mirarlo con ojos de envidia porque estás a dieta…

La envidia es mala, fea y engorda mucho

¡Eso SÍ engorda!

Lo que sí nos engorda es la pena de no querernos y aceptarnos como somos…

Eso engorda más que un perrito caliente, más que un tintito, más que una tapita, más que un helado y más que un gofre, más que un paseo, más que una barbacoa, más que un roncito, más que un dulce…

Eso nos engorda y nos hace sentirnos mal con nosotros mismos, nos enfada, nos molesta y nos come poquillo a poco, por eso siempre digo que…

Digan lo que digan... Todas somos maravillosas

¡Lo que NO engorda es SER FELIZ!

Y si en verano este país nos da la oportunidad de tener más de 12 horas de luz, de reunirnos con viejos amigos, de poder hacer barbacoas, de poder salir de senderismo, de acompañar cada salida con una tapa, o de tomar helados ricos ricos...

HAGÁMOSLO…porque yo creo que SER FELIZ NO ENGORDA NUNCA.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...