Aprender a quererse...

Llevo años, desde que empezó esta crisis en España, oyendo datos de estadísticas escalofriantes, datos que me ponen los pelos de punta, datos que me hacen cambiar de canal en busca de una buena noticia, de una buena acción, de una realidad distinta.

Debe ser que con esto de la crisis, a muchos nos da por pensar, por buscar soluciones a lo que estamos viviendo, por analizar por qué nos está pasando esto, por qué hemos perdido nuestros valores, por qué tenemos que ser todos iguales, por qué se castiga el ser diferente o especial, quiero saber a qué se debe, y como lo puedo solucionar. 

Y claro yo soy solo una, claro que no puedo controlar al resto de mi país, ni lo que cada uno piensa o siente, sin embargo, en todo este tiempo, me he dado cuenta y sigo dándome cuenta de que la mayoría de la gente no sabe quererse, no sabe aceptarse, no sabe respetarse, y eso no es culpa de nadie, eso somos nosotros mismos…

Hay que aprender a quererse como uno es, a reírse de uno mismo y
a hacer el tonto, para disfrutar, para reírse, para vivir feliz..
Todos hemos pasado alguna vez por esa etapa, no digo que no deba de existir. Es esa etapa en la que no te aguantas, en la que no te respetas, en la que nada te vale, todo lo haces mal, todo te sale al revés, en definitiva, esa etapa en la que no te aguantas ni a ti misma. Eso pasa, pero yo creo que en situaciones de crisis, donde solo vale lo negativo, donde solo le habla de penas, de fracaso, de desesperación, de hastío,  se agrava aún más, entras en una dinámica en la que no saber salir de ahí, de lo malo, de lo negro, de lo amargo. Pierdes el norte y no te quedan ganas de QUERERTE.

Pero hay que tener fuerzas para salir de ahí, para despegar, para luchar por cambiar lo que no nos gusta de nuestro alrededor y de nosotros mismos, no hay que perder la esperanza nunca, y hay que luchar y luchar por querernos, por aceptarnos, por amarnos. Yo creo que solo así…conseguiremos dar un giro a lo que está a nuestro alrededor.



Aprender a quererte es aceptarse, con tus cosas buenas y tus cosas menos buenas, es aprender a escucharte, oír a tu cuerpo cuando dice: por ahí no vas bien, por ahí no sigas me estás haciendo daño. Es oírte cuando algo que haces no te llena, no te completa, no te unifica, no te revitaliza. Es oírte cuando tu cabeza te dice sueña, sueña y hazlo, hazlo porque lo necesitas.

Aprender a quererte es SOÑAR.
Aprender a quererte es eliminar, desechar, y llenarte de valor para dejar atrás todo lo que te hace daño, lo que te perjudica, amigos que te hacen sufrir, parejas que no son buenas parejas, trabajos que sacan lo peor de ti, pensamientos que no te dejan crecer…

Aprender a quererte es EXIGIRTE más, es no quedarse a mitad del camino ni en sentimientos, ni en sueños, ni en expectativas.

Aprender a quererte es RODEARTE de amigos maravillosos, de una pareja que te cuite y te mime, y que de vez en cuando te ponga las pilas, te active y te despierte.

Aprender  a quererte es HACER cosas que te llenan, que te hacen sentir mejor.

Ilustración La Bioguia

En definitiva, Aprender a quererte es SOÑAR, Y SOÑAR Y SOÑAR, y no permitir, Jamás, que nadie te quite tus ganas de soñar.

Salta, ríe, disfruta. Bahía de Quino - Sonora (México)

Siempre me digo lo mismo, cuando hay días en los que no estoy de humor, si tú no te quieres y te respetas… ¿quién te va a querer? y es así, tenemos que empezar por querernos a nosotros mismos!

Tenemos que querernos, y MUCHO y así, además de vernos mejor, nos querrán mucho más y podremos cambiar todo lo que queramos.

Querido destino, estoy preparado para que me sorprendas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...